EXPERIENCIAS

EDERLAN TALDEA

DESARROLLO DE LIDERAZGO

Fagor Ederlan Taldea

«En el entorno del primer decenio del siglo XXI, Fagor Ederlan tuvo claro que nuestro Proyecto Empresarial tenía que estar basado en la personas y para las personas. Entendimos que teníamos que desarrollar otro tipo de relaciones en la Cooperativa. Relaciones basadas en el liderazgo.

Entonces nos planteamos poner en marcha un proyecto enfocado a desarrollar el liderazgo en nuestra organización. Tuvimos claro desde el principio que para su éxito necesitábamos mucho más que sesiones formativas. Nuestro objetivo era impulsar un aprendizaje transformacional. Queríamos lograr una forma distinta de liderar. Queríamos acompañar a nuestros mandos a poder liderar de ese modo. Apostamos por contar con coaches con alta dedicación al proyecto y comenzamos a trabajar con Larraitz Urrestilla y un equipo de coaches, que fue aumentando según iba creciendo el programa y su implementación.

Nos gusta la forma de trabajar de Larraitz, ya que siente el proyecto como propio, hace suyos nuestros objetivos, nos aporta su visión sobre cómo hacer las cosas y se adapta a nuestras posibilidades. La mejor muestra de nuestra confianza es nuestra colaboración de tantos años.»

Jon Arano
Gerente de Componentes para Europa
Miembro del Equipo de Proyecto de Liderazgo

DESCRIPCIÓN
DEL PROYECTO

Este proyecto nace en 2011, siguiendo vivo en la actualidad, con el objetivo de desarrollar y fortalecer las capacidades para el ejercicio de liderazgo por parte de las personas que ocupan cargos directivos o puestos de responsabilidad sobre equipos y personas, de modo que engloba a toda la cadena de mando de la organización, unas 500 personas.

A partir de la definición del perfil del líder, se concretaron los comportamientos por cada una de las competencias, se diseñó e impartió formación para cada una de las competencias (orientación al logro, positividad, desarrollo de personas y equipos…), así como sobre habilidades para la comunicación y relación (competencias conversacionales).

Entendiendo que el aprendizaje se da en la práctica, se llevan a cabo procesos de coaching individual para facilitar que lo tratado en las formaciones se lleve a la praxis diaria, salvando las dificultades personales de cada líder.

En una fase posterior, se impulsa el trabajo en equipo a partir de procesos de coaching de equipo, lo que permite que los equipos clarifiquen su misión, definan de objetivos comunes, determinen el modo de funcionamiento que les permite mayor efectividad y aprendan a tomar conciencia de sus propias dinámicas, conversar sobre ello y tomar nuevos modos de interacción cuando es necesario.

Hemos acompañado desde el inicio del proyecto a Ederlan en los primeros años de vida del Programa, que ya ha quedado consolidado en la organización y actualmente seguimos participando en el mismo con la impartición de formación sobre Gestión de Estrés.